Próximo lugar de encuentro

El próximo sábado 5 de abril vamos a la Cueva de Maria Luisa en Hondón de los Frailes a pintarla con motivos prehistóricos. Como es habitual, nos veremos a la entrada del pueblo, en la puerta de Muebles Lozano a las 09:45. Esperaremos hasta las 10:00horas.
Quien llegue más tarde y no sepa ir a la cueva que llame por teléfono. Cada uno tiene que llevar los bocetos que tenga preparados, procurando hacer al menos un bisonte, un uro o toro, un caballo o una cierva. Quien no tenga nada hecho aún tiene tiempo. Podéis consultar las entradas a internet que ya se publicaron aquí. Como se dijo, la pintura estará preparada. Cada uno que se lleve su comida, una silla y si se tiene un taburete o una escalera también.
Allí habrá bebida para todos.

This entry was posted in Lugares de encuentro. Bookmark the permalink.

9 Responses to Próximo lugar de encuentro

  1. Pepe Ros says:

    Hay que llevarse mecheros y cerillas o ya sabemos hacer fuego con un palico?

  2. Antonio says:

    A titulo de información! En aquella época ¿como eran los calamares?, ¿los habían inventado ya?????

  3. Ramon says:

    Habían dos modelos. El Cromagnon, de tinta negra y el Neantherdal de tinta “sepia”. De ahí le viene el nombre a su prima. El primero era macizo, de hecho para comérselo había que utilizarlo antes como arma rompecocos para ablandarlo, y de sabor era más bien cienagoso, por lo que se le preparaba la famosa “salsa verde”, que entonces se hacía con alfalfa.
    El segundo era más fino, del tipo filipino, y la barquilla se utilizaba como punta de flecha y arpones. Se solía servir en las grandes celebraciones con una especie de bechamel de leche de mamuta.
    Nosotros probaremos con los calamares actuales, claro, y para la segunda salsa probaremos con leche de burra. Por cierto, se piden voluntarios para ordeñarla.

  4. Anonymous says:

    a la mamuta?

  5. Ramon says:

    A la Marcelina.

  6. Exmaestro Zen says:

    Antes de que sea tarde.
    La verdad es que lo de pintar la cueva de Mª Luisa con imitaciónes prehistóricas es una auténtica subida de fiebre. La cueva estaba perfecta con los graffiti que paulativamente iba acumulando. Huellas de los amigos y conocidos que pasábamos por allí , signos de los momentos que habíamos vivido. Una auténtica cápsula del tiempo. Incluso los conejos de los almanaques cumplían su cometido y hacían pared histórica. Menos mal que tan pronto baje la calentura se podrá volver a pintar de blanco y ya está. Eso sí, por nada del mundo me perdería esta intervención. Puede ser mortal.

  7. Exmaestro Zen says:

    Todavía es tiempo de arrepentirnos de pintar la Cueva de Mª Luisa. Podíamos encargar unos calamares en el Hondón y ya está. Nos hacemos unos apuntes en los cuadernos y para casa. La vida es más fácil.

  8. Antonio says:

    La verdad es que lo que pintaron unos “colgaos”, antepasados nuestros y seguro que por casualidad, la que se a formado alrededor de eso, era para haberlo filmado de miedo….

Comments are closed.